google-site-verification=2y3_vAJO1RG-v10xRMAi_dgO46zsDtunVY1ziwOqeWU

Las tarjetas de visita son el recuerdo tangible de la persona que las entrega, incluso de la empresa a la que representa.

Se componen por la información personal de la empresa o de un integrante de ella, es decir, debe recoger los datos más relevantes como el nombre, la empresa y el puesto, formas de contacto (email, teléfono y página web) y redes sociales en las que tenga más presencia.

 

Debe transmitir seguridad, creatividad, cercanía, profesionalidad, etc. Y por ello, se debe de cuidar el diseño para que no sólo sea “bonita” si no que también debe tener una buena calidad y representar a la empresa y sus valores

 

No hay que olvidar que estos impresos son la primera imagen y toma de contacto que los posibles clientes tienen con nosotros. Es decir, este tipo de material es uno de los recursos más poderosos para captar clientes o sellar negocios, para garantizar un producto de alta calidad y excelente impacto visual.

 

La imagen corporativa de tu empresa es tan importante como la calidad de tu propios servicios o productos.

Si no cuentas con una buena imagen corporativa, tu empresa pierde credibilidad y confianza con los clientes y con el público. Por ello, en Eiffel Publicidad contamos con un departamento de diseño para que todo tu material impreso se vea impecable para transmitir seguridad.

 

Las tarjetas de visita son muy relevantes a la hora de mantener una conversación cara a cara con un posible cliente, ya que intercambiar las tarjetas de visita es una de las mejores formas de cerrar un acuerdo ya que queda constancia y preserva la información del interlocutor.

 

Es una forma más formal y profesional que compartir información por Whatsapp como podemos estar acostumbrados. Este acto le da un toque personal al negocio y quedará guardado en la mente de quien la recibe.

 

Por último, queremos destacar la importancia de la originalidad a la hora de la creación y elaboración de las tarjetas de visita. Por ello, es interesante salirse del formato estándar rectangular al que estamos acostumbrados. Por ejemplo, si se trata de una tienda de cosméticos, elaborar las tarjetas de visita en forma de un bote de crema, ya que de esta forma jamás será olvidado tu negocio.

WhatsApp chat