google-site-verification=2y3_vAJO1RG-v10xRMAi_dgO46zsDtunVY1ziwOqeWU

Los colores de las marcas dicen mucho sobre los valores de una empresa y cómo el cliente se siente al relacionarse con tu producto o servicio. Además tienen la función de transmitir diferentes sensaciones y emociones.

 

También es una de las principales herramientas del marketing, ya que para elegir un color corporativo es muy importante realizar un estudio del merado para diferenciarte de la competencia y a su vez hay que tener en cuenta que no todos producen los mismos sentimientos y efectos en nosotros.

 

Qué  representa cada color:

  • ROJO. Es un color muy vital. Por lo general, asociado a una acción intensa y excitante. Simboliza fuerza, pasión, calidez, energía y a veces peligro.
  • NARANJA. Asociado con la energía y la acción. Es un color muy potente (debe usarse con cuidado). También simboliza son la creatividad, juventud, dinamismo, diversión, optimismo.
  • AMARILLO. Es excitante y vibrante. Se relaciona con la inteligencia y la mente, aunque a veces también con el peligro. Inspira fuerza, voluntad, alegría, calor y luz.
  • VERDE. Tiene una fuerte unión con la naturaleza y nos transmite relax, bienestar y equilibrio. También se relaciona con la esperanza, el crecimiento, el ecologismo, la libertad o la salud.
  • AZUL. Es fresco y transmite a la vez tranquilidad y confianza. Se asocia también con la inteligencia, la sinceridad y la profesionalidad.
  • VIOLETA. Dependiendo de la cantidad de magenta o azul que tenga puede tomar diferentes matices. Se asocia con lo psicológico, pero también puede reflejar creatividad, lujo, fantasía, elegancia o misterio.
  • ROSA. Se suele asociar con lo femenino o lo delicado. También con aspectos infantiles, tiernos, presumidos, íntimos o afectivos.
  • MARRÓN. Es un color duro y, al igual que el violeta, difícil de encasillar debido a sus múltiples matices. El marrón puede estar ligado a la tierra, a la naturaleza, mostrando un aspecto rústico o confortable. Pero también se usa para mostrar lujo, seriedad o estabilidad.
  • BLANCO. Aunque es muy utilizado como color auxiliar, una imagen corporativa basada en el blanco transmitirá refinamiento, limpieza, simplicidad e innovación.
  • NEGRO. Puede mostrar dos aspectos muy distintos. Por un lado, es el color asociado a lo misterioso, la muerte y lo desconocido. Pero también muestra seriedad, lujo, elegancia y autoridad.

¿Ya sabes cuál vas a elegir para tu marca?

 

 

 

.

WhatsApp chat