google-site-verification=2y3_vAJO1RG-v10xRMAi_dgO46zsDtunVY1ziwOqeWU

Tras la situación creada por el Covid-19, de vuelta al trabajo tras un largo periodo de confinamiento ha generado incertidumbre en el ámbito laboral. Y a causa de ello, la figura del teletrabajador está cada vez más presente en las empresas y negocios, ya que son múltiples las ventajas que este nuevo modelo ofrece para el funcionamiento de la empresa.

Además de ello, en muchos casos ha sido este modelo de trabajo el que ha hecho posible el correcto funcionamiento de la empresa en periodos de confinamiento. Para ello, es necesaria una buena coordinación y gestión de las actividades y los empleados para que la productividad y rendimiento no se vean afectados.

En el pasado año más de tres millones de personas en España optaron por el modelo de teletrabajo, según un análisis comparativo de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos a los últimos años y al segundo trimestre de 2020, elaborado por Randstad. Esto se traduce en que, del total de los ocupados, el 16,2 % trabaja habitualmente desde sus casas y dentro de ese porcentaje las mujeres son las que más trabajan desde casa.

 

Ventajas:

• Mayor conciliación y flexibilidad. El tiempo de desplazamiento podría ser aprovechado en realizar otras tareas.

• Ahorro de tiempo

• Ahorro de dinero. Tanto para el empleado como para la compañía. (gasolina o transporte público – oficinas más pequeñas)

• Aumento de la productividad. El empleado depositará sus energías en realizar bien su trabajo, en lugar de perderlas en el desplazamiento.

• Reducción de la contaminación

• Reducción del absentismo laboral y una reducción en el número de accidentes y bajas.

• Menos conflictos en la empresa. Los empleados al pasar menos tiempo juntos, se evita que ciertos conflictos florezcan.

 

Desventajas:

• Posible desvinculación emocional del trabajador con la compañía por no reunirse con sus compañeros y de no compartir un espacio común.

• Dificultad para controlar al empleado. El trabajo se mide por objetivos y resultados en lugar de por el número de horas, pero hay empleos que no se pueden cuantificar de esta manera (atención al cliente)

• Dificultad para el trabajo en equipo. Puede hacerse de forma virtual, con videollamadas, pero no siempre es posible ni los resultados son iguales.

• Aislamiento. La falta de ambiente de trabajo y de relación puede causar que el trabajador se acabe excluyendo y sintiéndose solo. • Descenso de la productividad. No es fácil ni sencillo generar un ambiente de trabajo en tu propia casa.

• Reducción del aprendizaje. El aprendizaje grupal y colaborativo, tanto profesional como personal, ya no tiene cabida aquí.

WhatsApp chat